Fecha de publicación: Dec 29, 2020

Dr. Luis Daniel Avila Gámez

“No sé porque me siento mal de la nada”
“No sé porque si todo está bien no puedo ser feliz”
“No sé porque no dejo de sabotearme”
“No sé porque alejo a las personas”

Es muy común escuchar este tipo de comentarios en terapia, y la verdad es que aunque parezca que no existe un motivo para nuestros actos o reacciones, si analizamos a fondo encontraremos una creencia o una conducta aprendida que despierta nuestra respuesta “automática”, el trabajo aquí se enfoca en identificar esa creencia y reestructurarla, es decir, darle otro significado que nos haga sentir mejor al respecto y con eso permita que reaccionemos de manera diferente en el futuro. Suena simple, pero implica aprender a conocerme a mi mismo y los motivos que me llevan a actuar como lo hago, que finalmente determina mi conducta.

Analizar nuestra conducta siempre implica un viaje hacia nuestro interior, una oportunidad de conocernos y enfrentar miedos o inseguridades, con suficiente práctica es posible hacerlo por nosotros mismos, pero siempre es bueno iniciar con la guía de alguien más.

Conócete, compréndete y perdónate cuando sea necesario, son las claves para cambiar.
Contactar
Se ha enviado el mensaje. Pronto nos pondremos en contacto contigo.